Decidimos  unirnos para trabajar en la protección de los seres que, consideramos, son los más indefensos, que no tienen voz, que sólo pueden pedir con la mirada, y no tienen poder de elección.

Hablamos de lo que se ha dado en llamar “fauna urbana”, cuyos muchos de sus representantes deambulan por las calles, abandonados a su suerte, pidiendo con su mirada albergue, alimento y cuidado, y ofreciendo a cambio afecto, lealtad y compañerismo.

La labor que realizamos en nuestro horario libre o los fines de semana NO es un hobby o pasatiempo. Nosotros estamos en esto y lo sufrimos día a día, y si lo hacemos es porque principalmente nos gustaría vivir en un lugar adonde el respeto por la vida sea lo más importante.

Ese respeto que intentamos enseñar a nuestros hijos y a quienes nos rodean, dando nuestro ejemplo, ensayando todos los días con sentimientos como la comprensión, la piedad y la solidaridad.

  También nos encantaría que la gente que observa nuestro trabajo y que está de acuerdo con nosotros, donara una parte de sus horas, colaborando en las tantas actividades que tenemos y que tienen que funcionar aceitada y certeramente cada día, gracias a lo cual consideramos que a lo largo de los años y poco a poco, algo hemos logrado cambiar, creando una conciencia cada vez más creciente.

Publicidad 1

balto
pulguist

Publicidad 2

garrapatil
vidacol